top of page

13 de Enero. Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión

Es normal sentirse triste algunas veces. En nuestro día a día nos encontramos en situaciones que cambian constantemente nuestro estado de ánimo, pero solemos recuperarnos pronto. Aun así, hay veces que no nos podemos recuperar y nos quedamos en este estado de ánimo durante un tiempo.



Hoy, 13 de enero, es el Día Mundial de la Lucha contra la Depresión. La depresión es un trastorno muy frecuente, incluso en progresivo aumento. Además, este trastorno genera una discapacidad funcional importante, superior a la mayoría de las enfermedades médicas crónicas. Ninguna enfermedad mental y muy pocas enfermedades médicas comportan un grado de sufrimiento subjetivo tan intenso como los trastornos depresivos. Puede afectar a cualquier persona, de cualquier nivel socioeconómico y de cualquier edad.

La depresión es un trastorno mental que altera de manera intensa los sentimientos y pensamientos. El conjunto de síntomas es de predominio afectivo, se mantienen durante periodos largos de tiempos, y el paciente no suele recuperarse sin ayuda. Los síntomas pueden variar según la persona, pero de manera general comparten los siguientes:

  • Tristeza persistente

  • Apatía

  • Anhedonia, o pérdida de interés en actividades comunes

  • Sentimientos de culpa

  • Incapacidad para hacer frente a las exigencias de la vida

  • Falta de concentración

  • Trastornos del sueño o del apetito

  • Pensamientos suicidas

No existe una sola causa para la depresión, sino que es una mezcla de factores genéticos, bioquímicos, psicológicos y ambientales. Sin embargo, la predisposición genética, el estrés, la drogadicción y el alcoholismo son factores de riesgo importantes. Asimismo, hay una serie de factores que podemos hacer para prevenir la depresión:

  • Hacer deporte y llevar una dieta equilibrada

  • Comunicarse con los demás

  • Tener pensamientos positivos

  • Dormir aproximadamente 8 horas


Para terminar, os dejamos con una serie de mitos y verdades acerca de la depresión:


Mito: "La depresión no es algo real. Las personas con depresión son, en realidad, personas perezosas".

Realidad: La depresión es una enfermedad en la que determinadas sustancias químicas del cerebro se desequilibran; a causa de los genes, acontecimientos estresantes, enfermedades, medicamentos...


Mito: "La depresión va a mejorar por si sola. El tratamiento, realmente, no es eficaz".

Realidad: Pocas personas superan la depresión por sí mismas, por lo que la mayoría de las personas necesitan tratamiento. Sin tratamiento, la depresión puede durar meses o incluso años.


Mito: "Los niños no tienen depresión".

Realidad: La depresión puede presentarse en cualquier grupo de edad, grupo étnico, clase social y sexo.


Mito: "La depresión solamente ocurre si pasa algo malo".

Realidad: La depresión puede iniciarse después de una situación mala, pero otras cosas pueden provocarla también. A veces ocurre sin una razón clara.


Mito: "Si una persona no puede superar la depresión, es una persona débil".

Realidad: La depresión es una enfermedad. Es un problema con los componentes químicos del cerebro, no con la persona. ¿Pensaríamos que una persona es débil por no poder curar su asma?


Mito: "Solamente las personas que están muy deprimidas o que piensan en el suicidio necesitan medicación".

Realidad: La medicación ayuda a muchas personas con depresión, ya que pueden aliviar los síntomas de ésta, sea cual sea su gravedad.



16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page